lunes, 8 de junio de 2009

las escaleras


Este blog fue considerado MEJOR BLOG DEL DÍA el sábado 30 de mayo de 2009 en No sin mi cámara por los contenidos y matices.

(gracias chicos, luego os pago el precio acordado)


En su blog les prometí poner una foto de escaleras (bueno, esto son unas gradas, unas escaleras al revés) y contar una pequeña anécdota con las escaleras..

116/365

aunque las protagonistas de esta historia no fueron estas..fueron las escaleras mecánicas del Corte Inglés de Gotham (el clásico)

Yo de pequeño era un niño repollo (de esos a los que ves y te entran ganas de darle una colleja), vestido con jerseys con corte de americana, camisas, pantalones cortos y calcetines hasta las rodillas. Y por supuesto, zapatos.
(tipo castellano, luego me cambió el pie y no puedo ponerme de ese tipo)

Describamos la situación.

Un mini-crispín al que le sacan de casa para ir de compras por un centro comercial, que va como borreguito dejándose arrastrar por un centro comercial, vestido con una ropa que no puedes correr, no puedes tirarte por el suelo, no puedes sudar...es decir, sólo puedes estar quieto con cara de bueno si no quieres bronca.

Un mini-crispín que está en su mundo particular, entreteniéndose mirando a los demás y observando todo durante hacían las compras.

Un mini-crispín que se queda muy quieto y agarrado a la barandilla en las escaleras mecánicas, con su cochecito de juguete en la otra mano (siempre iba con alguno).

Un mini-crispín que se colocaba detrás de sus padres en la escalera mecánica, que se
entretenía mirando como se iban doblando y metiéndose bajo tierra las mismas...tanto que cuando acababan las escaleras solía quedarse quieto para que le empujasen hasta el final, donde daba un saltito.

1

Hasta que un día, apuró demasiado y los tacones de los zapatos se le quedaron encajados entre el final de la escalera mecánica y las escaleras que suben...

Y si normalmente crispín (y en ese momento, mini-crispín) se ponen rojos enseguida, se quedó blanquísimo. No podía ni moverse, una fuerza le atenazaba los pies y no era ni siquiera capaz de hablar y llamar a sus padres que se iban alejando todo recto por el pasillo.

Unos padres que a los 4 ó 5 pasos y dándose cuenta que no les adelantaba con el cochecito (eso sí, poniendo el intermitente siempre) se dieron la vuelta y le vieron, muy tieso, con cara de susto, la boca abierta sin decir una palabra y los brazos arqueados como si estuvise medio cruzificado, y fueron corriendo a despegarle de las escaleras.

y desde ese momento siempre miro de reojo el final de las escaleras mecánicas.

y después de la publicidad, más.

9 comentarios:

Stultifer dijo...

Qué lástima... Imagino la situación. Pero la idea era que me enviaras la escalera a mi blog. De todas formas te la robo.

Bruto dijo...

¡Felicidades por el premio!
Yo en un Corte Inglés paré unas escaleras automáticas llenas de gente y vi como todo el mundo se caía al suelo con las bolsas y lo que llevaban puesto. Luego me pasé toda la tarde aterrado pensando que me estaba buscando la policia. Hoy sigo mirando con avidez los botones de encender y apagar las escaleras automáticas cada vez que monto en unas, es que fue tan divertido...

Winnie0 dijo...

My God! ¿eres tu ese niño tan ideal? Ay madre!!!¡Como se estropean los cuerpos! jajaj. Bueno ¡wapo! al tema....Vais a empezar a preocuparme con esto de las escaleras...¿tiene nombre esta enfermedad? lo digo de veras...pero si a mi sólo me dan sudores de pensar en que si las bajo las tendré que subir...Bueno...bonita e inocente historia...¡segurito que tus padres estaban encantados contigo....!. Un besote

turistaentupelo dijo...

Felicidades!

La foto es genial, así que te lo mereces más que de sobra.

=)

Doctora dijo...

En mi barrio las escaleras mecánicas de la estación son la primera causa de mortalidad infantil.
No,en serio,hay que andar con ojo,porque aunque suena muy de pueblo el comentario lo cierto es que son peligrosas.Y como te caigas puedes matarte.

ZonZo dijo...

Jo, tío! Cuántos traumas infantiles tienes!!! Jajaaj! Yo también, no te preocupes. Incluso alguno inconfesable que recordé de repente sin saber por qué a los 30. Pero bueno, los tuyos son más graciosos!

Un saludo!

Reikjavik dijo...

Mis anécdotas con escaleras están relacionadas con escaleras de caracol asesinas: me caí dos veces de una de esas escaleras, en la primera me clavé un adorno de forja en la barbilla y en la segunda me rompí la nariz, en ambas era un tierno mini-Reik.

Besos.

Stultifer dijo...

Estais todos obsesionados con las escaleras. Qué vergüenza. Debéis ir al médico, aunque ya creo que no tiene remedio.

Carabiru dijo...

xD yo también apuraba (y apuro, para qué nos vamos a engañar) hasta el último momento en las escaleras mecánicas, jejeje, pero creo que a partir de ahora me lo voy a pensar...

Después de leer el comentario de Bruto... me han entrado unas ganas tremendas de hacer una maldad!!