lunes, 9 de febrero de 2009

sobre frutas..

El orgastrium es una fruta muy conocida desde los albores de la humanidad.

Marco decidió dedicarse al cultivo de orgastrium pese a que todo el mundo se lo desaconsejaba, especialmente otros agricultores de la misma fruta. Es una fruta que gusta a muy pocos, ya que tiene un sabor muy fuerte y peculiar, que no se parece para nada a otras frutas como la naranja, la piña, el níspero o la cereza.

Poca gente, debido a su sabor, consume orgastrium, sino que prefiere otras frutas mucho más sabrosas, por lo que el mercado del orgastrium ha quedado reducido a un nicho de mercado de una minoría selecta.

Los padres de Marco pertenecían a esta minoría, amaban el orgastrium y desdeñaban el resto de frutas del mundo, al considerarla vulgares, y es que el orgastrium era, para ellos, sin duda, muy superior.

hace muchos siglos, con la ilustración del ser humano, se decidió que el orgastrium era la fruta perfecta, al igual que se decidió que para que una obra de teatro fuera buena tenía que ocurrir la escena en el mismo día, en la misma habitación y con sólo 5 personajes. Si esa obra de teatro, por mala que fuera, tenía eso se le consideraba buena.

Se crearon grandes escuelas de agricultores, que además de diseñar aparatos para conseguir la excelencia del cultivo del orgastrium, diseñaron planes de crecimiento y diferentes estándares para su evaluación, como el color, la forma o el olor.

Estas escuelas, al igual que las escuelas de teatro, prefijaron todas esas normas y crearon un club selecto al que sólo los que las acataban podían entrar y ser considerados agricultores. El resto eran seres inferiores que cultivaban frutas que devoraba el vulgo, mientras que los que ellos denominaban agricultores, eran capaces de generar un orgastrium de acuerdo al canon, que era reconocido por el resto de agricultores y que sólo podrían definir como bello el resto de agricultores de acuerdo a su canon, ya que para el resto era una fruta bastante insípida.

Este grupo de agricultores, como todas las minorías selectas, agregó al poder, y se empezó a asimilar el conocimiento de esa fruta como el de pertenecer a una élite superior, pese a que no gustara nada, o prefierieren otras frutas, ese orgastrium genérico se convirtió en un referente. Y el que dijera lo contrario era un inculto.

Los padres de Marco eran también estudiosos del arte del orgastrium en un mundo donde existía una explosión de frutas deliciosas y vitaminadas, pero ellos cerraron su despensa a ellas y sólo permitían a Marco probar esa fruta.

Marco dedicó 14 años de su vida al estudio del orgastrium, durante 14 largos años realizó sacrificios como llevar 50 ctl de agua de un pozo a 13ºC en una vasija de plomo tres veces cada día.

Marco estudió el canon del orgastrium, conocía cual era la proporción matemática que lo haría perfecto, ya que era la fruta más cercana a la esfera, la forma perfecta en matemática...es decir, conocía el canon de memoria y lo respetaba a muerte.

Marco entendía que no se podía evaluar la belleza de una flor por una ecuación matemática, o el estremecimiento de una caricia, pero era capaz de definir la apeticibiliad de la fruta en base a ese canon.

Si algo se acercaba a ese canon, era bueno, si por el contrario, eran diferentes, eran inferiores.

Marco salió de casa y descrubrió otras frutas en el mundo. Probó algunas, pero no acababa de reconocer que eran buenas y sabrosas, ya que no eran acordes al canon. El canon establece una serie de complejidades que esas frutas no contenían, y por ello las despreciaba, pese a que las consumía de forma bastante superficial, ya que las encontraba sin esfuerzo en la mayoría de los sitios.

Marco había decidido dedircar su vida al cultivo de esa fruta.

Descubrió que podría ir a muy pocas ferias de agricultura ya que poca gente era cliente de ellas, y esos clientes eran en su mayoría clientes ya que querían obtener el estatus de agricultor, ampararse bajo el canon.

No hay que despreciar el canon, ya que sirve como referencia para el cultivo de frutas, pero perdió completamente su sentido, en el momento que definió reglas de belleza y pureza que sólo dejaban dentro de consideración como excelente al orgastrium. Y encima se fosilizó.


Marco decidió entonces dedicarse a la venta ambulante de orgastrium.
Descubrió que la gente no estaba interesada en el orgastrium, que le parecía una fruta insulsa, pese a que él había estudiado (siempre respecto al canon) que esa fruta que ofecía era muy buena (respecto a su canon, de hecho, lass frutas en concreto que él cultivaba eran perfectas de acuerdo al canon, matemáticamente perfectas decía él, no entendía cómo la gente no lo apreciaba), por lo tanto, para él, la gente no tenía sentido del gusto..

lo que no llegaba a entender Marco es que hay gente que de natural le puede gustar el orgasrtium, pero que le guste la piña, el mango o la manzana no es algo inferior, que la vida, y sobre todo los gustos, son relativos, que no existe un canon..

pero él seguía obstinado en que existían gustos mejores que otros, que el suyo, por ser acorde al canon, era mejor, y que el resto de la gente era inculta por no saber apreciarlo.

la historia de marco es muy triste.
verse privado de un sentido por una norma férrea, pero la verdad es que podemos encontrarla desgraciadamente en muchos aspectos en esta vida.
la encontramos cuando:
-vemos a Marco cuando la gente compra perfumes de marca sin dignarse a oler el resto, sin saber si va a encontrar uno que le guste más pese a no ser de las marcas líderes del mercado, despreciando el resto por cuestiones de precio.
-vemos a Marco cuando la gente afirma que sólo la nouvelle cuisine es la que marque los sabores y las texturas que son sublimes, despreciando un vaso de leche por la sencillez de su elaboración.
-vemos a Marco en la gente que sólo escucha música clásica despreciando la música moderna.
-vemos a Marco cuando vemos a la gente que sigue los postulados de una religión a ciegas, desdeñando a las demás religiones, a los que no tienen ninguna, y a los que son de su propia religión pero están más apartados que ellos del camino que ella designa.
...

la lista es tan larga, que no merece la pena que siga

muchas veces somos Marco nosotros mismos, pero nos parece más fácil ver a Marco en los demás.

Yo personalmente creo que ser como Marco es algo bastante negativo. Es el intentar ser mejor que alguien por unos criterios que personalmente o colectivamente se han marcado.
Eso genera mucho odio, mucho estress para contra le gente que no sigue esos criterios y sin embargo es feliz, porque entiende que cada uno es diferente, y que somos todos iguales y debemos respetarnos.

Mucha gente negará ser como Marco, otros lo afiramarán y protegerán su estilo de vida..y es que aunque nos parezca mentira, siguen existiendo parcelas en nuestra vida en las que se actua de esa manera, en las que el criterio que se sigue no es subjetivo, sino uno objetivo marcado por un grupo de personas, con diferentes grados de irrealidad cada uno.

lo que yo tengo muy claro cual va a ser mi lado, y es seguro que no está en el mismo lado que Marco.

y es que para gustos, los colores. :-)

6 comentarios:

Doctora dijo...

Ey,pues yo si que probaría esa fruta.Orgastrium...suena afrodisiaco :)

Reikjavik dijo...

Yo más bien diría que me encuentro en las antípodas de Marco, sólo me dedico a seguir mi camino, ajeno a modas, creencias, postulados, etcétera. Prefiero ser yo mismo aunque a veces mi individualismo me traigo algún que otro problema.

Besos.

Kwak dijo...

A veces se nos inculca que hay que seguir a la manada, convirtiéndonos en sombras grises, sin matices.

Me recuerda al episodio de los simpsons en el que les ponen uniformes en el cole y se convierten en niños tristes.

(Lo sé, saco ejemplos de los simpsons para todo)

Que cada uno busque su diferencia y respete la de los demás.

carmncitta dijo...

claro, es que no hay que ser tan cuadrado. Si todos pensaramos igual y todo se basara en unas reglas fijas será muy aburrido, no¿?

Winnie0 dijo...

Crispin...ME HA ENCANTADO. No sé si poner mayúsculas te lo deja claro. Yo quiero ser un Crispin, yo no quiero ser un Marco. No puedo decirte más. Besos (ah, hay otro inicio de relato esperándote en...Lo que se vé es lo que hay...¿ves? ni el el nombre yo podría ser un Marco) Besos enormes.

Phoenix dijo...

Sin embargo,tampoco vas a dejar el camino en el que crees porque Marco haya decidido recorrerlo...
Salvando ese matiz,es cierto,hay que tener criterio propio =)

Besoo