domingo, 8 de marzo de 2009

“YOTUBE” (II) UN LIO CON MARIA

En episodios anteriores: Crispín realiza una llamada tempranera dentro de una ambulancia. Su hermano Pesadilla y él entran en la Cruz Roja debido a una multa de la Guardia Civil. Se acaba el conducir los domingos por la mañana con 17 años.

La multa nos cogió a todos por sorpresa.

Yo estaba en la universidad, en Gotham, había salido ya del hogar paterno, pero seguía volviendo a Gotham Pueblo todos los fines de semana.

Mi madre me llamó en cuanto la recibió para comentármela: habían pillado a mi hermano con posesión de drogas en el instituto.
(espero que nadie creyera que la multa era porque yo condujera..)

La escena de la detención había sido como de película de los Monty Python: Pasaba la guardia civil en su todo terreno delante de la calle del instituto y ve a unos zagales fuera del recinto, todos en torno a 14/16 años que están medio escondidos en el portal de una de las casas cercanas del instituto.

La cara de culpabilidad que tienen todos ellos supera a la de estar simplemente fuera de las instalaciones del instituto en el recreo, así que decide investigar. Los zagales empiezan a desaparecer y correr, mi hermano, se queda petrificado con una bolsa en la mano, pero enseguida empieza a correr con los otros, tirando la bolsa.

Los guardias civiles les alcanzan (ellos se hacían los sordos) pero no consiguen alcanzar más que a mi hermano, sin bolsa, y la bolsa que no aparece por ningún lado.

Empiezan a conducirlo hacia el coche patrulla cuando mi hermano se les escapa y se mete en un campo de panizo. No es la primera vez que mi hermano se daba a la fuga, la otra vez fue porque iba con la vespino (mi vieja vespino NEGRA que luego él heredo) sin casco y la policía local intentó perseguirle..pero se metió por un camino de piedra saltó un par de acequias y se escapó. Seguía huyendo de los locales cuando se cruzó conmigo, me contó en cinco minutos el percal y le dije que escondiese la moto en el parque y que confiara que no habían cogido la matrícula de la moto. Nada más entrar mi hermano en el parque (donde no se pueden entrar motos, todo sea dicho de paso) pasa la policía local y se para delante de mí (y de mis amigos) para preguntarnos si hemos visto a un chaval sin casco en una vespino BLANCA..así que mis amigos y yo que íbamos a mentir cuando nos dice lo del chico sin casco, no faltamos a la verdad y resultamos bastante convincentes.

Pero volviendo a la Guardia Civil y no a la Policía Local, ésta por fin le da caza en los maizales que había cerca del instituto y ya esposado esta vez, le conducen al cuartelillo.

Resultado, una multa por posesión de Marihuana.

A partir de allí, mi hermano pasó a tener vigilancia casi 24 horas. Los fines de semana no salía salvo para ir a misa, yo sin conducir para no darle envidia, y cada vez las broncas eran mayores, así que me enteré de esto de la cruz roja y decidí apuntarme..y mi madre me dijo que llevara a mi hermano a ver si en un ambiente “sano” se enmendaba.

Así me vi convertido en el carcelero outdoors de mi hermano. Si ya me odiaba bastante antes, ahora me odiaba mucho más. Yo para no calentar más el horno, solamente procuraba estar en la misma habitación que él, no dejándole sólo ni un instante, pero no estando pegado.

La oportunidad además de “convalidar” la misa, es que nos enteramos que había cursos de formación en socorrismo de primeros auxilios los domingos por la mañana, y pese a que había que madrugar más y eran más largos, nos apuntamos de cabeza para no tener que ir a misa.

Así es como obtuvimos el título de primeros auxilios que nos permitía ir en la ambulancia de la cruz roja atendiendo a la gente que tuviera accidentes de tráfico (yo en mi trayectoria no he tenido ninguno diferente de un niño que se raspó el tobillo en una carrera de bicicletas de un pueblo), accidentes con las vacas (un par de cornadas) u otros (llevé a un hombre que le habían rajado la espalda entera con una navaja en una riña..y a su mujer que iba con un ataque de histeria)

Pero todavía queda mucho para llegar a esa llamada.

Entre medio pasaron bastantes años en los que después de la cruz roja nos apuntamos a un curso de FP de monitor de tiempo libre (también en fines de semana) para no tener que ir a misa, luego las prácticas, cuando no servicios con la cruz roja..

Hasta que me fui de erasmus, momento a partir del cual dejé de hacer servicios en la cruz roja. Volví del erasmus, me mudé a Madrid, donde había encontrado trabajo y a mediados de enero, me trasladaron a CIUDADPROYECTO.

Como ciudad proyecto está muy cerca de Gotham, aprovechaba los fines de semana para volver a casa con mis amigos de Gotham.

Las semanas en ciudad proyecto eran largas, y los jueves siempre salíamos un poco por la noche, aunque el viernes tuviesemos que entrar más pronto, la ventaja era que también los viernes salíamos a las dos.

Así que el jueves salí de fiesta un ratito con mis compañeros de curro y gente de cliente, el viernes, madrugué, trabajé por la mañana, conduje dos horas hasta Gotham, comí por allí con mi hermano, me fui a Gotham Pueblo, salí por la noche..

Como ya llevaba muchos años fuera de casa (la universidad, el erasmus y ahora por trabajo) yo duermo en la habitación de Pistacho (mi hermano de 9 años actuales), el cual tiene el inconveniente que tiene sus cosas allí, y como juega al fútbol y ese día tenía partido, me despertó otra vez a las 8 de la mañana.

Como siempre que voy a casa, y sobretodo cuando mis padres se van al partido con pistacho, me levanté y me puse a hacer cosillas por casa porque no me dormía más (primero el revuelo de mi hermano y mis padres, luego mi abuela que está sorda y se pone la tele a tope)..así que hice la comida cabreado y después de comer, me fui a tomar un café con la gente del pueblo.

Como por la noche tenía un cumpleaños en Gotham, cogí el coche y me bajé por la tarde ya a Gotham y estuve toda la tarde en un centro comercial, donde tras pateármelo dos veces, acabé comprándome una tableta gráfica (MACOM BAMBOO FUN) y ya por fin yendo a mi piso de Gotham.

Yo pensaba quedarme en Gotham pero Pesao estaba castigado por haber suspendido casi todo, y Pesao se había ido a Gotham a hacer un servicio (también está en la Cruz Roja) confiando quedarse por la noche en el piso y asi salir y burlar el cabreo de mis padres por sus suspensos ya que no irían hasta Gotham para traerle.

Como en la plaza de garage de Gotham estaba utilizada por mi tío, aparqué a 10 minutos de casa. Aparcando me di cuenta que el foco derecho estaba fundido y sólo funcionaban las luces de posición.

Mi madre me había llamado para decirme que llevase a Pesao a Gotham Pueblo en cuanto terminase su servicio (sí, mis padres conmigo se comportan así, no piden las cosas, exigen) y tras explicarle que tenía un cumpleaños y que le llevaría después del mismo, acordamos eso y colgó.

To be continued

4 comentarios:

Winnie0 dijo...

A mi la escena de la vespino campo a través me ha recordado a la peli "La gran evasión". Esto se está poniendo interesante ¿nos vas a mantener así de inquietos tiempo largo? Besos.

Reikjavik dijo...

Desde luego, a veces tu vida es como un cruce entre cualquier peli de David Lynch y Monty Python, pero me encanta lo friki que eres. Espero con ganas la tercera parte.

Besos.

Kwak dijo...

Estas usando la estructura narrativa de una telenovela!! Empiezas con el tercer acto y cortas cuando falta poco para resolución del nuevo problema! jajajaja!

Por cierto, tus padres son como todos o, al menos, como los míos, jeje.

Crispín dijo...

jajaja...
es lo único que me quedé con prison break!!

y bueno, "la catedral del mar" está todo el libro escrito así!!
(aunque tengo bastantes más críticas para ese libro)