viernes, 21 de octubre de 2011

Pasta con salsa de langostinos

ingredientes:

(no están todos los ingredientes en la foto)

-leche
-queso de untar (yo uso San Millán porque es muy cremoso y apenas da sabor, pero cualquiera vale)
-harina (sólo en caso que nos pasemos con la leche y queramos espesar)
-un puñado de langostinos con "cáscara"
-aceite de oliva
-pasta (a mi me gusta con forma retorcida)
-cebolla
-dientes de ajo (opcional)
-1 huevo
-perejil, pimienta y sal.

ponemos a hervir la pasta (yo la pongo siempre con un poco de aceite de oliva para que no se peguen...y sal, por supuesto, que si no están sosos, además que aumenta la temperatura de cocción)

mientras pelamos los langostinos (sin hacer lo de "uno para la receta, otro para mi2).

Reservamos (me encanta ese verbo en cocina) las "cáscaras" o "peladuras" en un plato aparte.


En una sartén (recomiendo que más pequeña que la que usemos para hacer la pasta) se fríen (es decir, el aceite ya debe estar caliente cuando las echemos) las cáscaras durante 2 ó 3 minutos (más no, que aportan demasiado..¿potasio?¿magnesio? (me dormí en el documental de la dos...y que saben mal si te pasas). Poner un diente de ajo cortadito es opcional (y recomendado).

luego las colaremos en la sartén "grande", obteniendo un "caldo" tal que así:

añadimos un poco más de aceite si vemos que hace corto para freir las cebollas (se echa sal también a la cebolla). Consejo, si se pone una tapa mientras se fríen siempre quedan mejor.

cuando estén medio pochas (otro término de cocina, pocha no significa mala, si no blandita/transparente) añdimos los langostinos (también con un poco de sal), el perejil y la pimienta. Se fríen durante unos minutitos.

Si es perejil de bote, echa cantidades industriales, que no sabe a nada. Si no es de bote, pues no. A esto le vamos a añadir la leche (con sal) y el queso. La harina sólo se la echaremos si nos pasamos con la leche y el queso no consigue espesarla. Y un ratito más a freir mientras removemos para que no se pegue cuando "hierva".

Cuando ya todo tenga un color uniforme marroncito/beige/vainilla o el color que las mujeres digan que es (marrón castaña parda autro-africana no madura en árbol plantado en Sevilla en Abril...por ejemplo) ya está preparada.
batimos un huevo al lado para que ligue, y se lo echamos a la pasta (que cuando esté hecha la quitamos del fuego y escurrimos). El huevo se hace con el calor de la salsa y de la pasta, tranquilos.

y bueno, qué más decir...


¡¡qué aproveche!!

y después de la publicidad, más

1 comentario:

Winnie0 dijo...

Prometo hacerlo...¡qué buena pinta!!!!! besotes (tengo esa vajilla amarilla jaja )